jueves, 26 de abril de 2012

Piruletas de galleta

Inauguramos sección!!

Con la etiqueta "organiza tu arte", voy a crear una sección donde aparezcan las cosas divertidas que hago con mi princesa.
Hay muchas tardes que hace frío o llueve y no podemos ir al parque ni a pasear por la calle, o cuando llegan las vacaciones de navidad o semana santa...  este tiempo que pasamos en casa pueden convertirse en una lucha continua por evitar que mi pequeña, siempre llena de energía y ganas de hacer cosas, termine destartalando la casa, saltando en los respaldos del sofá o llenándolo todo de juguetes con los que luego ni siquiera juega.  ¿Qué puedes hacer en casa estas  tardes que hace mal tiempo?

Pues de eso va esta sección, de las cosas que hemos ido haciendo para pasar una tarde entretenida y agradable juntas.

Ayer hicimos:

Piruletas de galleta.  O Pirulletas, como las llama Eire.





Desde que vi esta idea en  el blog de 3 Macarrons, tenía unas ganas locas de hacerlo con ella. Y esta semana, con las lluvias y la temida "ciclogénesis explosiva" asomando en el horizonte, nos pusimos manos a la obra. Es una receta divertida, fácil de hacer, y con ingredientes sencillos que sueles tener siempre en casa.

Ingredientes:



- 200g de mantequilla (hay que derretirla un poquito)
- 200g de azúcar glass
- 1 huevo 
- 400g de harina
- colorante alimentario



Ponemos la mantequilla en un bol y le añadimos el azúcar y el huevo.   Añadimos la harina tamizada con un colador.  Esto de tamizar la harina a ella le encantó.


Mezclamos bien y amasamos con las manos.  Le costó un poquito al principio, pues le daba repelús ensuciarse, pero cuando le cogió el gusto, no paraba de reírse mientras amasaba. 



Separamos la masa en pequeñas bolitas y les hacemos un agujero dentro como si fuera un volcán. En este agujero ponemos los colorantes, haciendo las mezclas que nos apetezcan. Hay que amasar bien para que el color se reparta y quede uniforme. Cuanto más colorante, más intensidad.  Hay que tener en cuenta que los colorantes se intensifican cuando pasados unos minutos, por lo que si os parece que la masa está quedando muy clarita, esperar un poco, mientras hacéis otra bola, y luego ya decidís si seguís añadiendo gotas de colorante o no.


Unimos las bolas de colores en una bandeja, haciendo una sola masa, y luego le pasamos el rodillo por encima. A mi hija lo del rodillo le vuelve loca... se tiraría una hora dale que te pego aplanando la masa.


Con un cuchillo vamos cortando tiras de masa, hacemos churritos y luego, los enrollamos como si fuera un caracol. Los aplanas un poquito con la mano y le clavamos un palito de madera.


Cuando los tienes todos terminados los pones en una bandeja de horno con papel vegetal o papel de aluminio.  Hay que precalentar el horno un ratito y luego, nada más que meterlos 20 minutos  a 180 grados.


Sacarlos, dejar que se enfríen y listas para comer, envolver, regalar...


Nosotras nos comimos unas cuantas y las demás las envolvimos en film, les pusimos lazos, y las hemos ido regalando a los amiguitos de Eire, a las tías, a su profe...  repartirlas le ha hecho tanta ilusión como hacerlas.


Estas galletas las repetiremos seguro.


2 comentarios:

oraflana dijo...

¡qué bonita entrada! y qué ricas las pirulletas, muchas gracias por dedicarme una, supongo que no te importará que ponga un enlace a tu blog en mi flickr:

http://www.flickr.com/photos/oraflana/6974766194/in/photostream

Un besote para las dos!

Miriam dijo...

Qué guay!!
Muchas gracias por poner el enlace.
Por todos los que quieras!!! jajaja