Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2010

Adaptacion a la Guarderia

Todos me habían advertido que la adaptación a la guarde era difícil, que los primeros días eran duros y que todos los niños lloran y todas las madres también. Pero yo tengo un niña muy sociable, acostumbrada a estar con mucha gente y a tratar a desconocidos a diario, y estaba completamente convencida de que ella iba a estar encantada en la guardería, rodeada de otros nenes, como dice ella, y con tantos juguetes y actividades para hacer.
Tuvimos la primera reunión en la guardería con la profesora y los otros padres, y ella estaba encantada jugando en su clase, riendo como una loca y a su bola total. Luego nos volvimos a reunir otro día con su profesora Vanesa y nuevamente ella genial, por la clase saltando en las colchonetas y toqueteandolo todo. Así que yo estaba tan tranquila, convencida de que no le iba a costar nada acostumbrarse a estar allí.
El primer día de adaptación la llevo a la clase y sale corriendo gritando como una loca "nenes, nenes", jugando por allí con las pe…

Compaginar vida laboral y familiar

Esta expresión nunca ha sido tan literal como en mi caso.
Desde que me quedé embarazada, mi idea fue la de ocuparme de mi bebé yo misma, por lo menos el primer año. No soy muy adepta a la idea de que sean los abuelos los que se ocupen, y tampoco me gustaba pensar en dejarla en la guarde con cuatro meses. Ya sé que esto es lo que hacen muchos padres del mundo, por que no tienen otras opciones o por preferencia personal, cosa que respeto y que no critico en absoluto. Pero yo prefería barajar otras opciones.
Tras mucho meditarlo, mi marido y yo llegamos a la conclusión de que era imposible que yo dejara mi trabajo, no solo por motivos económicos, que son importantes, sí, pero teníamos otros muchos motivos personales y difíciles de explicar. Trabajo en una empresa familiar, con muchos miembros de mi familia, quizá con esto lo digo todo.
En fin, que precisamente por este motivo, se me ocurrió una posible solución: organizarlo todo para traerme la niña al trabajo. Al principio los demás no lo …

Por qué sentirte orgulloso de ser un mal padre.

¿Qué es lo peor que puedes hacer a la hora de tomar decisiones sobre cómo vas a educar a tu bebé? Leer guías y opiniones de supuestos expertos en el tema.

De repente te encuentras en un universo paralelo en el que cualquier cosa que hagas, estará mal, traumatizará a tu hijo y lo convertirá en un adulto con problemas. Y por supuesto a ti en un mal padre.

No se me olvidará la observación de mi amiga Esther, que fue mamá dos meses antes que yo, cuando una compañera de trabajo le regaló el libro "Duermete niño", y dos díasdespués, otra compañera le regalo el "Besame mucho", que es el anti-duermeteniño. Y yo le pregunto, ¿y qué tal están? Y ella me responde: no pienso leer ninguno, ¿para qué? si se contradicen entre sí.
Y no le falta razón.

Yo personalmente me leí en el embarazo el "Duermete niño", me gustó, me resultó bastante lógico, y aunque no lo he seguido nunca al pie de la letra, sí que he tomado nota de algunas cosas que me han sido muy útiles. Por ejemplo…