miércoles, 16 de enero de 2013

Premio Best Blog

Mil gracias!!!!



Me he encontrado con esta sorpresita y lo agradezco con mucho cariño, pues estos premios son de otros blogueros, que como yo, saben lo que cuesta llevar adelante un blog.


http://tiasetevalapinza.blogspot.com.es/2013/01/tia-se-te-va-la-pinza-nominada-premio.html

Turismo Rural, Valladolid

Este año nuestra escapada rural ha sido en Valladolid.

La casa, que era una maravilla, era El Rincon de Torozos (http://www.elrincondetorozos.com/), en el pequeño pueblo de Castrodeza.  De la casa solo decir que estaba genial, muy completa, muy calentita, muy bien decorada  y muy amplia.  Hemos estado muy a gusto, sobre todo los niños, que han campado a sus anchas.

La zona está bien, no es una de las zonas de España que más nos ha impresionado, pero tiene algunas cosas que merecen la pena.  Lo más destacable en mi opinión, es lo siguiente:

Monasterio de Santa Maria de Matallana http://www.monestirs.cat/monst/annex/espa/calleo/valladolid/cmatalla.htm
Las ruinas son bonitas, aunque queda poco, pero tienen mucho encanto. Pero lo mejor del sitio es el área de la naturaleza que han habilitado alrededor de las ruinas:  unos corrales con veinte tipos de ovejas diferentes, caballos, burros y aves de granja... y la gran sorpresa, un parque infantil con originales toboganes que bajan desde una montaña, tirolinas, fuertes y molinos de madera, actividades con agua... ideal para niños y mayores, que nos faltó tiempo para quitarnos los abrigos y tirarnos con los niños por las tirolinas y los toboganes.  
El monasterio está a las afueras de Montealegre, un pueblo pequeñito pero con bastante encanto, con un castillo y bodegas subterráneas.
Y a pocos kilómetros se encuentra Medina de Rioseco, que nos quedamos sin ver (es lo que tiene entretenerte casi dos horas con las tirolinas), pero que prometía ser un lugar muy interesante.


Mucientes
Con bodegas subterráneas y el Aula de Interpretación de las bodegas.


Fuensaldaña
Aquí se puede visitar el castillo, aunque la visita a nosotros no nos entusiasmó demasiado.  Lo que nos encantó fue la zona de las bodegas subterráneas.  Después de un rato de chatos y torreznos, decidimos comer en la Bodega Zurdo, donde tanto la comida como el servicio, fueron  una maravilla y bastante bien de precio. ¿Qué más se puede pedir?


Simancas
El castillo por fuera es precioso, por dentro tiene una exposición de documentos y archivos históricos que está bastante bien.  El pueblo nos sorprendió y aunque solo íbamos a ver el castillo, terminamos dando un paseo por todo el centro, pues tiene rincones y calles con mucho encanto, una bonita iglesia, una plaza mayor bastante pintoresca  y tantos restaurantes con buena pinta, que no sabes ni cual escoger.    
Como teníamos la comida hecha en casa, al final optamos por tomarnos unos vinos y unos "pucheritos calientes" en El buen sabor, una taberna de la Plaza Mayor. Lo de los pucheritos calientes nos pareció una idea digna de aplauso, ya que por 1,50, te ponen un tazón de patatas con níscalos, sopa castellana, judías blancas...  ideal para acompañar los vinos y calentar el cuerpo.



Tiedra
Este pueblo tiene un castillo bien conservado, en lo alto de una loma,   se puede visitar y recorrer sus almenas gratuitamente. También tiene una ermita y varias iglesias interesantes. 


Urueña
La Villa del Libro, precioso pueblo amurallado lleno de vinotecas y librerías antiguas . Este lugar nos encantó, es ideal para pasear por sus callejuelas, recorrer  las murallas y terminar ... sí, claro, de vinos. 
En las afueras está la preciosa ermita de Nuestra Señora de la Anunciada.









Monasterio de la Santa Espina
No lo visitamos por dentro, así que no se ni que hay ni si merece la pena. Pero por fuera es un lugar muy bonito.



Así que en resumen, hemos pasado un puente de reyes genial, nos ha hecho un tiempo buenísimo y hemos disfrutado mucho de toda la zona y sobre todo... de la compañía.