viernes, 16 de julio de 2010

SOS Padres Novatos

Sobre los consejos de los demás.

¿Por qué todo el mundo piensa que necesitas que te den su opinión y consejo cuando eres padre novato? Me saca de mis casillas.
Y es que a los cansinos e inevitables consejos de tus padres, suegros, tíos, amigos, etc, hay que sumarle la opinión de vecinos y hasta de desconocidos de la calle que "amablemente" te ofrecen su consejo. ¿Cómo es posible ir por la calle y que te pare una señora que no te conoce de nada para decirte lo preciosa que es tu niña y que tienes que ponerle unos calcetinitos? Oiga, señora, soy su madre. Yo me encargo de vestirla cada mañana. Y hantes de ponerle nada, ya me he asomado a la ventana para ver qué tiempo hace y ya me he planteado si hará frío o aire o calor o humedad o si caerá fuego del cielo.

Sí, ya sé que puedo parecer borde y que todo el mundo lo hace con su mejor intención. Pero es que realmente llega a ser agotador explicar diez veces los diferentes motivos por los que has decidido ponerle tal vestido. Para ilustrarlo pondré un ejemplo: cuando mi niña tenía 3 meses asistimos a una boda. Era Octubre pero hacía un día de mucho calor, unos 30 grados, así que le puse su vestidito rojo de manga corta, una chaqueta, calcetines y los zapatos. Siempre llevo una toquilla fina para echarle por encima por si acaso (aires acondicionados, etc). Bueno, estabamos sentados junto al carro y comenzaron a llegar señoras para ver a la niña. La primera, un familiar, dice: "Uy, aquí hace mucho frío para un bebé tan pequeño, deberías haberle puesto algo de manga larga debajo. Toma, echale por encima mi chal." Y la siguiente dice: "¿Cómo tienes a la niña tapada con el calor que hace? Si le va a dar el sarampión!!" Y le quita el chal. Y llega otra, una completa desconocida, y se asoma al carro. "Qué niña tan preciosa? Pero la llevas muy fresca. El proximo día ponle unos leotardos o algo que le tape las piernecitas". Y así sucesivamente, todo el resto de la boda. Y tu con cara de subnormal pensando a ver qué narices hago con la niña.

Esto es solo un ejemplo de un día concreto, pero en realidad esto me sucede casi a diario. Por lo menos a mi. Así que me veo en situaciones en las que no sé ni cómo reaccionar. Dando de merendar un yogurt a mi niña en un parque se me acerca una señora que estaba con su nieto y me dice que no le dé yogures de sabores, que se los dé naturales, que son mucho más sanos. Y yo le explico que su pediatra me ha dicho que puede comer yogures de sabores, y que los naturales no le gustan, que le dan arcadas. Y luego me cabreo conmigo misma por darle explicaciones a una señora que no conozco de nada. Y se me acerca en el mercadillo una señora para decirle cositas a ella y luego me mira a mi y me suelta : ¿Le habrás puesto protector solar no? Por que con el sol que hace es muy peligroso para los niños. Y yo le explico que sí, que le he puesto un protector solar de la farmacia que me ha costado un ojo de la cara y que además, como puede ver, le he puesto un gorrito para que no le de el sol en la cabeza. Y luego me voy murmurando como un viejo por que he vuelto a dar explicaciones a una desconocida.

Es que es como si te dijeran directamente: a ver, mala madre, ¿es que no ves que llevas a tu niña mal vestida, mal alimentada y mal cuidada, y tengo que venir yo, sin conocerte siquiera, para salvarle la vida?

Y eso con los extraños. Con la familia ya ni te cuento.
Mi madre me llama para recordarme que van a venir unos familiares a ver a la niña. Yo le digo que ya lo sé. Y se pone a recordarme que tengo que bañarla y perfumarla bien para cuando llegue la visita. "Ya mamá, ya le he bañado, peinado y puesto colonia". Y ella insiste en que le ponga un buen vestido, de los que tiene más bonitos, que me asegure de que está bien planchado y limpio. Y entonces, como es mi madre y hay confianza, la mando directamente a la mierda y le digo que pienso tenerla en bragas cuando llegue la visita.
Pero ahora llega mi suegra, que cuando cambio el pañal a mi hija delante suyo me da instrucciones de cómo hacerlo. !Que la niña tiene un año!¿Pero tu sabes cuantos pañales he cambiado ya? Y me ve de charla con unas amigas en el parque y se acerca a jugar con la niña. Me pregunta si le he dado de merendar, si le he dado agua, si le he limpiado los mocos. Le respondo que sí, que ha merendado media hora antes, ha bebido agua, le he limpiado los mocos con una toallita. Y luego la coje y veo que la observa como si la estubiera sometiendo a inspección, y me dice: "Oye, ¿le has cambiado el pañal?" Y ya al borde del cabreo y consciente de que a ella no la puedo mandar a la mierda como hago con mi madre, le respondo: "¿Y tú qué crees? ¿Huele mal o algo?". Ella se da cuenta de mi mal humor y a la pobre le da apuro. "No, hija, si no huele mal. Si era por si querías que se lo cambiara yo".

Ya, ya. Sí ya estamos como siempre. Si todo es con buena intención, pero entre unos y otros te hacen sentir una madre terrible. Y cuando lo comento con mis amigas, todas madres novatas como yo, se parten de risa, por que a ellas tambien les pasa y tambien les saca de quicio.
Por que no es solo que anden dandote opiniones y consejos que tu no has pedido, es que además cada uno te dice una cosa distinta!!! Que terminas por pensar que le gente está loca!! Que es malísimo dejarlos llorar, que les traumatiza y les crea problemas de personalidad. Que no pasa nada por que lloren, que si no se malacostumbran y luego verás. Que no le tengas en brazos, que luego no quieren otra cosa y no te dejan vivir. Que los tengas en brazos todo el tiempo que puedas, que crea unos fuertes lazos afectivos... sobre todo al principio, que es cuando aún no tienes decididas algunas cosas, las opiniones tan dstintas te hacen dudar un montón. Luego vas aprendiendo, y decides qué estas dispuesta a hacer y qué no, y te das cuenta de que cada padre y cada hijo, es un mundo aparte y que cada familia toma decisiones distintas al respecto. ¿Y quien se atreve a decir que uno lo ha hecho bien y el otro mal?

Así que esto me ha servido para aprender una gran lección: No des consejos a NADIE que no te los pida!!!!!!! Especialmente si no le conoces de nada.

Nota: yo, que tengo la suerte de tener la mejor madre y la mejor suegra del mundo, dejo estas notas desde el cariño.

No hay comentarios: