jueves, 20 de junio de 2013

Como organizar una fiesta al aire libre Memorable

Los días más largos del año, las noches más agradables, el calorcito... el verano es la mejor época del año para realizar una fiesta al aire libre y nosotros cada año, le damos la bienvenida como se merece.

Nuestra experiencia personal para organizar este tipo de fiestas ha sido siempre tan buena, que me he decidido a compartirlo con vosotros. Por supuesto estos tips pueden adaptarse  para cualquier tipo de fiesta en cualquier época del año.

Aquí van  unas normas básicas para organizar una memorable fiesta veraniega:

1. Escoger la fecha:  nosotras solemos escoger el primer sábado del verano,  a finales de junio, o uno de los primeros de julio, por que hay luz hasta bastante tarde, y sueles garantizarte el buen tiempo sin que haga un calor excesivo, como puede ocurrir a mediados de julio, por ejemplo.  Por supuesto, cualquier fecha es buena si hace una temperatura agradable.

2. Escoger el lugar: dependerá de lo que tengáis a mano. Claro, lo ideal es hacerlo al aire libre en algún jardín, terraza, patio... pero si no disponéis de este espacio, no renunciéis a vuestra fiesta,  otras opciones son utilizar un local de la comunidad de vecinos, alquilar un local vacío... por supuesto puedes hacerla en el salón de tu casa si lo organizas bien y es un grupo pequeño. Cada uno verá, según sus recursos.

3. Los invitados: ya sé que parece una tontería, pero es muy, muy importante seleccionar bien a los invitados. No se trata solo de decírselo a toooodos tus amigos... piensa bien en las personas que realmente te apetece que estén, en las personas que crees que se lo pasarán bien, en los que se llevan bien con los demás... muchas veces el éxito de una fiesta está en escoger bien a los invitados.  Organizar una buena fiesta supone un esfuerzo y un gasto que no merecerán la pena si te encuentras con un invitado que no se habla con otro, que no se integra, que no quiere participar, que da la nota en exceso...  así que NADA de invitar por compromiso. No hay un número mágico, nosotras solemos organizar grupos de entre 20 y 30 personas, nada que se descontrole demasiado.

4. La temática:  escoger un tema general para la fiesta en el que luego se basarán la decoración, la comida, las invitaciones... Esto hace que todo esté acorde y facilita mucho el trabajo a la hora de escoger objetos decorativos y organizar todo lo demás.  Por ejemplo se puede hacer por colores, como una fiesta negro y blanco; o se puede escoger un tema, como una fiesta ibicenca; o se puede hacer de disfraces, como una fiesta de monstruos; o con temática estacional,  como una fiesta del pareo...  bueno, cada uno que se estruje la cabeza con su temática, que bastantes ideas he dado ya!!!!

5. Las invitaciones: deberías enviarlas por lo menos con dos meses de antelación, que en estas fechas la gente comienza a moverse mucho los fines de semana y si no avisas con tiempo, puedes encontrarte con que unos se van al pueblo, otros se van a la playa, otros ya se han comprometido para ir a una barbacoa...  Así que escoge la fecha y avisa a todos con dos meses de antelación.  Puedes imprimir unas invitaciones tradicionales y enviarlas por correo, puedes enviar invitaciones por email, hacer un grupo de Whatsapp... No es una boda, así que no tiene por qué ser algo tradicional.  No olvides indicar en la invitación la fecha, la hora, la dirección, el teléfono de contacto y la temática de la fiesta.  Puedes incluir alguna condición divertida, como: es obligatorio ir de blanco, o imprescindible disfraz para acceder...  lo que se te ocurra.

6. La decoración:  mucha gente ve innecesario perder tiempo en la decoración... es cuestión de gustos, claro está, pero mi experiencia personal es que aportar unos toques decorativos ayuda a ambientar la fiesta, y a que la gente se sienta a gusto con la temática general.  He visto casos en los que sin decoración, la gente se siente como si no estuviera de fiesta, y el ambiente se viene a bajo con facilidad. Así que nuevamente tiramos de temática general... decorar a juego con la que hayamos escogido.
 La verdad es que con un poco de imaginación, podemos hacer una decoración muy vistosa sin demasiadas complicaciones:  con cartulinas y acuarelas podéis hacer unos  banderines, carteles o pancartas  y distribuirlos por el lugar de la fiesta (por ejemplo en la entrada, para dar la bienvenida, o junto a las mesas de la comida y la bebida).  También puedes echar un vistazo por internet, en tiendas especializadas o en bazares. En una fiesta veraniega no olvidéis las velas, los farolillos...
Distribuye bien las zonas:  una zona amplia con mesas de fácil acceso para colocar la comida y la bebida, una zona sin nada para que la gente pueda estar de pie hablando o bailando, una zona con cojines en el suelo, o sillones, o colchonetas donde se puedan sentar a charlar y descansar.

7. La comida:  lo ideal en este tipo de fiestas es organizar un buffet donde cada uno se sirva lo que quiera. Piensa que si sois 20 personas sentadas en una mesa, a ti te tocará estar sirviendo a todo el mundo y no disfrutarás de tu fiesta.
Así que organiza con antelación las mesas:
- Una mesa donde puedas poner cosas frías hechas con anterioridad, como vasitos de gazpacho, canapés, ensaladas, huevos rellenos, sándwiches,  tortillas, empanadas...
- Una mesa con los postres y dulces, donde puedes incluir tarta, cupcakes, bocaditos, chuches...
- Una mesa con bebidas: recuerda que no solo de cockteles vive el hombre, y que tendrás que tener refrescos, vino, agua... especialmente si habrá niños en la fiesta.

Si quieres incluir algo caliente de más consistencia (las mesas con cena fría suelen entusiasmar a las mujeres y dar la risa a los hombre a partes iguales),  puedes optar por hacer algo en el horno para sacarlo a última hora, como costillas o pizzas. O puedes poner una barbacoa para que se hagan en el momento unos pinchos morunos, costillas, alitas, hamburguesas...

La mesa del buffet quedará genial y será más accesible si pones las cosas en varias alturas, a sí que tira de cajas, bandejas, ensaladeras o lo que tengas por casa. Un recurso que yo suelo usar es forrar unas cuantas cajas de cartón pequeñas con el mismo mantel que lleve la mesa, así creamos varias alturas sin ningún esfuerzo.  Recuerda poner en la misma mesa y bien a mano todo el menaje y accesorios  que creas que puedan hacer falta, como servilletas, cubiertos, vasos,  palillos, hielo, rodajas de limón...  Por supuesto, tira de materiales desechables y evitarás sufrimientos posteriores a la hora de limpiar y recoger, además de tener la posibilidad de ponerlo todo a juego con la temática de la fiesta, pues ya tienes menaje desechable prácticamente en cualquier color y formato.
Un consejo: normalmente habrá invitados que se ofrezcan a llevar algo a la fiesta, algunos incluso te preguntarán. Así que con anterioridad haz una lista de cosas sencillas que puedas encargarles a ellos, como refrescos,  pastelitos, aperitivos, empanadas... algunos llevarán directamente lo que se les ocurra.  Cuando prepares la mesa del buffet, deja reservado un espacio para estas cosas.

8. Actividades:  este punto es completamente libre; quiero decir, a veces no hace falta organizar ninguna actividad para que sea una gran fiesta, pero opcionalmente se puede pensar en algunas cosas que hacen que la gente se anime y se meta en situación. Especialmente si hay niños, esto se vuelve más que necesario. Aquí se pone en marcha la imaginación e iniciativa de cada uno:  competiciones y juegos, concursos, karaoke, sesiones de fotos...  seguro que la temática de tu fiesta te sugiere alguna idea...


9: Precauciones:  algunos consejos si no queremos interrumpir la fiesta. Quita de en medio las cosas delicadas que se puedan romper o estropear, más vale prevenir.  Deja bien cerradas las puertas de las habitaciones donde no quieras que entre nadie. Avisa a tus vecinos de que esa noche habrá algo de ruido extra (especialmente si sabes que hay algún vecino con tendencia a quejarse). Deja un acceso fácil y visible para el cuarto de baño, te evitarás que te estén preguntando constantemente o que la gente ande por la casa abriendo puertas. Deja a alguien encargado de abrir la puerta de la calle, pues con el jaleo tal vez no se oiga el timbre y algún invitado se quede fuera. Ten a mano y bien visibles unas mantitas, toallas, cháles... que según avanza la noche al aire libre puede hacer fresquete y no queremos que la fiesta decaiga.

10. Ten una buena actitud:  no te obsesiones con que todo salga según lo planeado... !disfruta de tus invitados¡ Mentalízate por adelantado a que no vas a enfadarte por nada... relaaaajate,  hay imprevistos que no puedes evitar y con los que tendrás que lidiar llegado el momento: que llueve, pues todos para dentro; que se quema la carne, pues a comer rica ensaladita; que te falla gente en el último momento, pues a más tocáis; que algún vecino se queja por la música, pues apagamos la música y nos dedicamos a charlar y a criticar al vecino...


Con este Decálogo a mano, verás que fácil es que tu fiesta sea un éxito... se tirarán medio año acordándose de la última fiesta, y otro medio año preguntando cuando será la siguiente.

Happy Party!!!!!

Mira alguna de nuestras fiestas temáticas:
https://organizatetumismo.blogspot.com.es/2015/05/fiesta-indios-y-vaqueros-inaugurando-el.html
https://organizatetumismo.blogspot.com.es/2014/06/fiesta-pirata-inaugurando-el-verano-2013.html
https://organizatetumismo.blogspot.com.es/2013/08/fiesta-ibicenca-inaugurando-el-verano.html
https://organizatetumismo.blogspot.com.es/2012/10/organiza-una-baby-shower.html



4 comentarios:

En Viaje dijo...

Muy buenas recomendaciones!!! Gracias!

romina ferraro dijo...

muy buena informacion ¡¡¡¡¡¡¡¡ me caso y la fiesta la quiero hacer entre amigos en el patio de casa

Miriam dijo...

Romina felicidades. Me alegro que te sirvan las ideas del blog.

Ana Garcia dijo...

Geniales recomendaciones!! Pero para cuando haga calor, lo mejor es disponer de un poquito de sombra jaja. Os dejo un artículo para completar la fiesta con unas sombrillas para eventos de cualquier tipo.

Un saludo!!